Saltar al contenido

Jesús condenado a muerte

Décima cuarta estación: Jesús es sepultado

Jesús es sepultado
Jesús es sepultado

Quien ha entregado al justo a la muerte? Tú Judas, por codicia.

Nosotros escribas y fariseos, por odio y por envidia.

Tú Pilato por cobardía. Tú hermano ….. por muchas cosas.

Yo… por muchas cosas que conozco muy bien. ¿Por qué lo hacemos?…
Por vergüenza, por negligencia, por indiferencia, por ignorancia…
Nosotros muchas veces por un gusto, un placer, por dinero o por figurar, entregamos a Cristo, para satisfacer nuestro egoísmo. Pilato se lavó las manos para acallar su conciencia según él. ¿Y nosotros qué hacemos para acallar y limpiar la nuestra?…

(Pausa para meditar en silencio)

Encarnemos en nuestro aquí y en nuestro ahora este momento en que Jesús es condenado a muerte reflexionando y haciendo una oración especial por los presos y oprimidos espiritual o físicamente, para que sientan la presencia consoladora de Cristo en sus vidas. Señor, ¿Qué propósito quieres Tú que yo me haga para ayudar a los que sufren?..

(Pausa para meditar en silencio)

PADRE NUESTRO… AVE MARÍA… GLORIA…
PERDÓN, oh Dios Mío! (cantado)

Todos: Adorámoste Cristo y te bendecimos, que por tu santa cruz redimiste al mundo y a mí pecador. Amén