Décima cuarta estación: Jesús es sepultado

Jesús es sepultado
Jesús es sepultado

Los judíos temen que no pueda llegar vivo al lugar del suplicio y como ellos desean verlo morir crucificado, obligan a Simón Cirineo a que le ayude a llevar la cruz…. Y el Señor le compensa dándole la Santidad. ¿Por qué no ayudas tú a Cristo a llevar su cruz? Mírale, tan demacrado, debilitado, sudoroso….Seamos Cirineos….ayudemos al hermano. Veamos en el hermano a Cristo. Ayudémosle en sus penas y aflicciones en todo lo que podamos. No esperemos el encuentro casual e inesperado con el hermano afligido o que las circunstancias nos obliguen a ayudarlo….SALGAMOS A SU ENCUENTRO, SALGAMOS EN SU BÚSQUEDA.

(Pausa para meditar)

¡Cuántas buenas y maravillosas personas en nuestro mundo en el nombre y por amor a Jesús sirven a sus hermanos! Sacerdotes, religiosos y religiosas, catequistas. Delegados de la palabra, médicos, enfermeras y tantas más….Por ellos te pedimos Señor, para que en su entrega y servicio a los demás encuentren el gozo de vivir en Ti…..Yo, Señor quiero amarte y servirte en mi prójimo; ayúdame a mantenerme en mi propósito de hacerlo cada día más y mejor!….

(Pausa para meditar en silencio)

PADRE NUESTRO… AVE MARÍA… GLORIA
PERDÓN, oh Dios Mío! (cantado)

Todos: Adorámoste Cristo y te bendecimos, que por tu santa cruz redimiste al mundo y a mí pecador. Amén